Rituales de Reconciliación

Las razones por las cuales se presenta en las parejas un periodo de conflictos son muy variadas, sin embargo la mayoría de veces estos se producen por la falta de comunicación, o por malos entendidos, si esas diferencias no se paran a tiempo el desgaste que produce deteriora seriamente el vínculo y cuando esto sucede es muy probable que se precipite una ruptura definitiva.

La actitud más razonable que puede adoptar una persona para solventar problemas que pueda tener con otra es la autocrítica, si bien a veces es difícil sobreponerse, la ira puede despertar una disputa es necesario controlar esta y otras emociones negativas a fin de ponerse en la piel de la otra persona con la que has discutido.

Este hechizo tiene como finalidad ayudarte a tener una idea cabal del verdadero origen del problema y las herramientas necesarias para solucionarlo y evitar que se vuelva a producir, es apropiado para aplacar los ánimos y resolver conflictos recurrentes, aunque también es efectivo cuando ya se ha cortado la relación. Lo ideal es realizarlo lo antes posible.

Debido a que es importante el manejo del estado emocional además de los elementos que mencionaremos a continuación, es muy importante que realices un baño de purificación y meditación realizado una hora antes del inicio del procedimiento.

*Pelo de gato
*Pelos de perro
*Dos botones, uno blanco y otro negro
*Un trozo de papel y una blanca
*Una piedra blanca
*Los pétalos de una flor
*Un incienso de rosa
*Una caja pequeña

Disponer sobre la mesa todos los elementos dejando un cuenco con agua en el centro encender el incienso, coger los pelos de gato y del perro y sostenerlos en la misma mano sintiendo el calor de ambos. Luego guárdalos en la caja, realiza el mismo procedimiento con la otra mano.

Toma algodón con la mano derecha y el papel de lija con la izquierda, siente las dos texturas y guárdalos en la caja;  después coloca la piedra con la mano izquierda y la flor con la derecha, concéntrate para percibir las temperaturas de cada una, después guarda ambos elementos en la caja. Guarda los botones en la caja colocando uno encima del otro.

Prende la vela blanca y luego la negra pensando en la persona amada, echa el puñado de sal en el agua y recita “lo que está abajo es como lo que está arriba, lo que tiene calor contempla lo frío, lo suave alisa lo áspero, lo blanco alegra lo negro, los rencores recorren, se disipan y la luz es una sola aunque provenga de los lados distintos así como el agua y la sal son una sola también seamos uno aunque seamos diferentes”.

La caja con los elementos utilizados deben guardarse en un lugar donde nadie la toca y ahí deberá permanecer mientras dure la relación. Este hechizo puede realizarse en cualquier momento ya sea porque se ha producido una riña de enamorados o ante la sensación de encontrarse en posturas irreconciliables.

Comentarios cerrados.